Inicio » Cadiz » Taberna Casa Manteca en Cádiz
Casa Manteca, Cádiz

Taberna Casa Manteca en Cádiz

Tiempo de lectura: 4 minutos

Como resido en Cádiz de forma estable desde hace unos años, no puedo dejar de pasar el comentaros esta taberna típica, que se fundó en 1.953 en pleno centro de la ciudad, en el famoso barrio de la Viña, lugar de encuentro de la gracia de la gente, el salero gaditano y los carnavales. En un principio fue un almacén de ultramarinos, que tenía un local anexo que solían frecuentar artistas del flamenco, aficionados del toreo, gentes del carnaval, famosos y también del barrio. No hay más que ver su interior, repleto de cuadros, fotos y recuerdos de esa época pasada.

Es considerado como unos de los sitios de más renombre y tradición de Cádiz para tomar una buena tapa. Lo que no desmerece que también sea un atractivo para los turistas que actualmente se acercan por aquí. No obstante, todavía conserva un aire retro, vintage, especialmente si entras en su interior.

Dónde está Casa Manteca

La taberna está situada en un enclave privilegiado, en pleno centro del barrio de la Viña, muy cerca de la famosa playa de la Caleta, donde podréis asistir a unas vistas espectaculares del faro de San Sebastián y del castillo de Santa Catalina, en un ambiente genuinamente marinero. Barcas flotando frente a la playa cuando hay marea alta y otras veces varadas en el fango. Pero siempre en un entorno idílico, como detenido por el tiempo, romántico y bello, especialmente cuando al atardecer, se posa el sol sobre el horizonte detrás del faro, y se despide del día, con destellos rojizos, púrpuras y amarillentos que impregnan de nostalgia el cielo y hasta nuestra alma.

Casa Manteca, Cádiz
Casa Manteca, Cádiz

Y allí se encuentra esta taberna, en ese enclave, muy cerca del mar, donde nos llegan esos aires salobres y cantos de gaviotas. El edificio forma esquina en la calle Corralón de los Carros, reconocible fácilmente por tener una fachada exterior recubierta de piedra ostionería, sacada del mar donde hay incrustadas desde hace miles de años restos de conchas marinas, y crustáceos.

Casa Manteca por dentro

Casa Manteca, Cádiz
Casa Manteca, Cádiz

Y un interior hecho de cerámica vidriada, que está adornada de cientos de recuerdos del arte flamenco, del toreo, carteles taurinos, repleto de cuadros, fotos, y de todo tipo de cosas, que nos hace rememorar tiempos pasados y vivencias de gente que pasó por aquí y que, seguramente la mayoría, ya se fueron para siempre. Pero mientras siga en pie este local, aquí tendrán su merecida gloria y respeto de los lugareños del barrio y de la ciudad.

Yo me acerqué porque tenía ganas de estar en un lugar auténtico, un sitio donde recordar, donde pasar un rato con los amigos, en este caso con ‘Chema’, gaditano de pura cepa donde los haya, auténtico conocedor de Cádiz y su historia, que nació aquí y sigue saboreando este ambiente gaditano desde su juventud y ahora en la madurez. Nuestra estancia ha sido para recordar las viejas vivencias y emociones, el ambiente de hace décadas, que ha ido pasando raudo, sin darnos cuenta.

Pero mereció la pena haber venido a este templo del tapeo, y como el aire del medio día era cálido y agradable a pesar de ser invierno, nos sentamos en la terraza de la calle, bajo una sombrilla.

La comida en Casa Manteca

tortilla camarones Casa Manteca, Cádiz
tortilla camarones Casa Manteca, Cádiz

Lo primero que pedimos fueron las famosas tortillas de camarones, que tan buenas críticas culinarias tienen en este sitio. No nos defraudaron en absoluto. Unas enormes tortillas crujientes, bien hechas, repletas de camarones que parecían querer saltar y darse a la fuga hasta el mar cercano. Pero nosotros, ávidos de comida, se lo impedimos con mucho gusto para su desgracia y deleite de nuestro estómago.

Casa Manteca, Cádiz
Queso payoyo y cazón – Casa Manteca, Cádiz

Después saboreamos unos trozos de quesos payoyos de esta tierra, cubiertos de mermelada, presentados en papel de estraza. Un deleite para los sentidos, una inmersión de sabores y contrastes, de un queso especial de la sierra de Cádiz, del Bosque, que no te deja indiferente.

Casa Manteca, Cádiz
Chicharrón – Casa Manteca, Cádiz

Después entre charlas sobre los orígenes de Cádiz, la llegada de los fenicios y la estancia por tres veces de Cesar en esta ciudad, les llegó el turno a los famosos chicharrones, alargados, sabrosos sazonados con sal y limón, que dieron su toque especial de chacinas de la zona.

Y el remate, fue probar un adobo de atún que nos hizo la freiduría que la propia Casa Manteca tiene en frente. No nos defraudó tampoco por su sabor diferente al del cazón. Y todo ello, acompañado por un par de tintos, uno de ellos de la zona de Jerez llamado “finca Moncloa”, con sabor dulce de entrada al paladar, y un Ribera del Duero, así como un par de cervezas frías.

En resumen yo tuve una buena experiencia, que sin duda repetiré porque merece la pena, en este sitio tan agradable para tapear o tomar unas raciones, recordando tiempos que ya se fueron y que no volverán.

  • Calle Corralón de los Carros, 66, Barrio La Viña, Cádiz
  • Teléfono: 956 213603
  • Horario: De 12 a 16,30 h; y de 20,30 a 1 h
  • En invierno cerrado domingo noche y lunes.

Planifica tu visita a Cádiz

5 / 5 (5 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Apasionado de los viajes y del disfrute de la gastronomía.

Deja una respuesta