Inicio » Londres » Qué ver en Londres en 4 días
Puente de Londres

Qué ver en Londres en 4 días

Tiempo de lectura: 16 minutos

Todo empezó por un regalo a María Jesús en navidades del año pasado, en concreto, por un ticket regalo que le hice para visitar los estudios de Harry Potter en Londres, que había que canjear en un plazo de 1 año. A raíz de ahí, surgió este viaje en el puente de diciembre, que aunque no era la primera vez que íbamos a visitar Londres, sí que teníamos muuuuchas ganas de volver. El itinerario estaba planteado a 4 días, no obstante fueron 5 días de viaje en total, uno de ellos dedicado al 100% a Harry Potter, y el cual omitiremos en esta guía. Por eso vamos a conocer qué hacer y ver en Londres en 4 días.

Como decía, no era la primera vez que visitábamos Londres, pero sí que hacía años que no pisábamos tierras británicas. En concreto, yo estuve viviendo en Bournemouth, y ella en Bristol, hace bastantes años ya.

Por eso, este viaje queríamos hacerlo diferente, no centrarnos en conocer los monumentos típicos, ni hacer lo que todo el mundo hace, sino descubrir cosas nuevas, exprimir el Londres más tradicional y místico. Y creo que lo conseguimos y ahora, espero transmitirte esa información… so, let’s go!

1º Día en Londres

Merece la pena pagar un poco más en el avión y poder aprovechar para volar y llegar pronto a Londres. Nosotros volamos con EasyJet y llegamos a Gatwick a las 09:00 am, a esto hay que sumar 1 hora de tren hasta Kings Cross, a escasos minutos andando de nuestro hotel.

¡Ya estábamos en Londres! ¡Yuhuu! 😀

Check-in, dejamos las maletas en el hotel, el Generator London, pillamos un café para llevar y nos dirijimos hacia nuestro primer destino.

Warren Mews

Warren Mews

María Jesús había leído acerca de este pequeño «mew» situado al norte de Londres, muy cerca de Regent’s Park, y hacia allí nos dirijimos. Los mews son callejones sin salida con puertas de entrada grandes que antiguamente se usaban como establos y ahora, son viviendas muy fotografiables, muy de influencers.

Personalmente no es un lugar que recomendaría, pero si tenéis tiempo y queréis conocer un rincón algo más desconocido y os pilla de camino, pues… ni tan mal.

Camden Town

Camden Town
Camden Town

No había más margen de error, tocaba ver algo chulo de verdad, y el siguiente destino lo cumplió con creces. Queríamos conocer la zona de Camden bien bien, callejear entre sus cientos de puestos, descubrir todos sus rincones, probar su comida…

  • Camden lock: primero pasamos por esta famosa calle donde los comercios tienen unas fachadas super extravagantes y peculiares («Dark Angel», «All you can eat for £8», son algunas de las más espectaculares).
  • Callejar por los mercadillos: desde los túneles de «Horse Tunnel», pasando por los variopintos museos (Judío y de la Vagina), hasta las zonas temáticas por países (Italia, Egipto…).
  • Cyberdog: una tienda de ropa y accesorios que es una discoteca tecno. Amazing! Entras, y desde las luces de colores, hasta la música a todo volumen, junto con el constante entrar y salir de curiosos, hacen que aunque no te guste la ropa/música, merezca la pena entrar.
  • Hans & Gretel: otra maravilla de Camden. Una pastelería/heladería que está decorada como el mundo de Hansel y Gretel. Por supuesto, podrás comprar un mega helado con mil toppins o dulce con una pintaza que no llegué a probar 🙁
  • Comer en los mercadillos: en la zona principal de mercadillos de comida al aire libre, pedimos una hamburguesa de bagel en Briket Bagel Fries, por £8 y un panner en Cheesy Naan Melts, ambos bastante ricos.
Comer en camden Market

¿No está mal eh? Camden te absorbe y pierdes la noción del tiempo. Podría quedarme ahí todo el día, pero el buen tiempo y las ganas de seguir conociendo Londres apretaban, y tomamos rumbo hacia nuestro siguiente destino, andando.

Primrose Hill (Regent’s Park)

Imprescindibles en Londres, Hyde Park

Salimos de Camden town por uno de los canales que lo comunican con Regent’s Park, dirección Primrose Hill, cuando, de repente, se puso a llover, y mucho.

Primrose Hill es una colina en lo más alto del parque, que tiene unas vistas panorámicas de toda la ciudad increíbles, siempre y cuando acompañe el buen tiempo, y no tengamos lluvia o niebla. A pesar de la lluvia teníamos que ir, ya que estábamos tan cerca, y nos lo habían recomendado en más de una ocasión.

Ojo que hay que subir una pedazo de cuesta para llegar arriba del todo… 😀 Lo bueno es que cuando llegamos paró de llover, y pudimos disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad, con rascacielos al fondo, y el parque en un primer plano. Ideal para sacar fotos.

Little Venice

Seguimos hasta llegar a Little Venice, el cual también habíamos visto recomendado en otros blogs, y la verdad… ¡una decepción enorme!

Llegamos cuando estaba anocheciendo e íbamos con la esperanza de verlo iluminado, bonito, con flores, con mucha vida… Nada de nada. No había ni pirri una sola persona, ni góndolas, ni flores, ni una sola luz más allá de la de los edificios del fondo. Tiempo perdido.

Empezó a llover de nuevo, y decidimos ir al Museo de Historia Natural a ver los dinosaurios. Para llegar al Museo, nos subimos a la planta de arriba del autobús 414 para tener una mejor visión, y a disfruta de la iluminación navideña londinense. Especialmente bonito Harrods.

Harrods iluminación navideña

Museo de Historia Natural

Museo de Historia Natural

¡OMG! ¡Dinosaurios! 😀

El Museo cierra a las 17:50 horas, y nosotros llegamos sobre las 17:00h por lo que teníamos poco tiempo antes de que cerrase. Teníamos que ser productivos y centrar la visita en los dinosaurios, y dejar los otros dos grandes bloques del museo («La fuerza interna y «Los Mamíferos») para otro día.

Recreaciones de dinosaurios a tamaño real, esqueletos de multitud de dinosaurios conservados en perfecto estado, y mucha información e incluso juegos para los más frikis pequeños. Muy chulo e interesante.

Por cierto, la entrada al museo es gratis y está cerrado 24, 25 y 26 de diciembre. Por si no os lo había dicho.

Nos echaron del museo, creo que fuimos los últimos en salir…

Winter Wonderland

Winter Wonderland

Nos dirijimos hacia Winter Wonderland en Hyde Park. Visita obligada (¡y gratis!) si vas en Navidad (suelen abrir a partir de mediados de noviembre) a Londres.

¿Qué hay dentro? Pista de patinaje de hielo (£14.50/persona), Bar Hütte (bar con karaoke), Bar de hielo, Cirque Berserk, espectáculo de títeres, y mucho más. Pero por lo que destaca es por la comida y bebida, especialmente por esto último. El recinto está lleno de puestos de comida, de bares al aire libre (techados) con turistas y locales bebiendo, y pasándoselo bien. Lo mejor es que le echéis un ojo a esta guía: Winter Wonderland, que tiene todo lujo de detalles.

Nosotros aprovechamos para tomarnos un refrigerio, y comer algo en un bar tiovivo. Sí, que va girando sobre sí mismo mientras bebes y comes, muy chulo. Eso sí, ojo con mezclar demasiada bebida con las vueltas que da el barecito…

Tienda Lego y M&M’s World

Tienda M&M's World

Teníamos que terminar el día por lo alto, y para ello decidimos volver al centro a dar un paseo por la Tienda Lego y la de M&M, que están la una enfrente de la otra, y además, cierran bastante tarde (22:00h).

¿Sabéis lo único negativo? ¡que me lo quería comprar todo! especialmente en la tienda de Lego, con la cantidad de figuras tematizadas de Harry Potter, Star Wars, hasta de series como Friends o Los Picapiedra. Increíble, emocionante, sorprendente, ¡brutal! no tengo adjetivos para describir lo feliz que me hacen estos sitios frikis (bueno, si has visitado mi sección de viajes y lugares frikis, sí que lo sabes jeje).

2º Día en Londres

Empezaba el segundo día en Londres. Café para llevar (¡qué caros son, leches!), metro hasta la parada de Notting Hill Gate Underground Station, y ya estábamos allí.

Portobello Market

Portobello Market
casa de colores en Portobello road

Mucha gente, aunque no taaaan apretujada como en el rastro de Madrid. Y es que Portobello Market es el mercado callejero más grande de todo Londres, además de estar situado en el famoso barrio de Notting Hill.

¿Merece la pena? Sin duda. Especialmente los sábados que es cuando están todos los puestos abiertos (abre todos los días), y cuando más ambiente hay. Aunque encontrarás calles enteras con puestos de comida, la mayoría del mercadillo está enfocado a souvenirs, objetos antiguos, raros, vintage… Y entre todo esto, darás con las famosas casas de colores conocidas gracias al famoso Carnaval de Notting Hill y alguna que otra peli (¡qué daño ha hecho Hollywood!).

Pues eso. Que dimos un buen paseo entre los cientos de puestos, sin comprar nada eso sí, y ya aprovechamos para callejear por el barrio de Notting Hill.

Carnaby Street

Carnaby Street

Pasamos del sofisticado barrio de Notting Hill al barrio alternativo de Soho (como Malasaña en Madrid pero más grande). La calle de Carnaby no deja a nadie indiferente por su decoración carnavalesca acompañada de tiendas de moda y alternativas, y es que en los 60 fue un referente en moda y cultura juvenil.

Nuestro siguiente objetivo era comer en un restaurante de la zona, por lo que aprovechamos para entrar a alguna tienda y explorar bien el Soho mientras hacíamos apetito.

Comer fish & chips

Comer fish & chips

El fish and chips de Poppies está considerado como uno de los mejores de Londres, por eso hicimos reserva en el restaurante para ver si era verdad. El precio es de £13,95 y sí, está muy bueno. No es nada grasiento, el rebozado está en su justa medida y se puede apreciar el sabor del pescado, en este caso, bacalao.

Dos cosas a tener en cuenta: 1) tenéis que reservar si queréis pillar mesa. 2) cuidado con la cuenta, porque añaden un tip «voluntario» del 10% sobre el total de la cuenta que tendréis que reclamar y decirle que no queréis que os la cobren.

New Bond St, la calle del lujo

New Bond St
New Bond St, la calle del lujo

Después de comer decidimos callejear sin rumbo haciendo hora hasta el free tour que teníamos por la tarde. Ahí dimos con esta inmensa calle comercial (New Bond St) de marcas de super lujo que nos dejó con la boca abierta.

Aunque no vayas a comprar nada, como fue nuestro caso, merece la pena darse un paseo por esta calle donde las mejores marcas del mundo (Channel, Louis Vuitton, Bvlgari…) hacen acto de presencia, mientras que coches de alta gama e influencers de turno desfilan, en busca de una mirada indiscreta. Un show.

Free tour Londres a orillas del Támesis

Free tour Londres a orillas del Támesis
free tour por londres

A las 15:30h empezaba nuestro free tour con GuruWalk por las orillas del Támesis. Un tour que teníamos muchas ganas de hacer porque no conocíamos para nada esa zona de Londres que se aleja bastante de lo conocidillo. Las 2:30h de duración del tour fueron más que suficientes para llevarnos un saco de conocimientos, fotos y sensación de haber conocido un poco más Londres.

En este tour, veréis:

  1. Catedral de San Pablo (St Paul’s Cathedral).
  2. La organización y estructura de la City de Londres.
  3. Pasaréis por el Millenium Bridge.
  4. Galería de arte moderno Tate Modern (por fuera).
  5. El Globe Theatre, una reproducción del teatro original de William Shakespeare (por fuera).
  6. La Prisión Clink, una de las cárceles más antiguas de la ciudad (por fuera).
  7. Mirador de los rascacielos de la City y otros monumentos, como el London Bridge.
  8. La Catedral de Southwark.
  9. El Borough Market, el mercado más antiguo de Londres.
  10. The Shard, el rascacielos más alto de la Unión Europea.
  11. El tour finaliza en City Hall, el Ayuntamiento de Londres.

Oportunidad de oro para conocer la Londres menos conocida, aprender, y descubrir curiosidades del tipo: «En el Millenium Bridge hay chicles pegados, que un artista decora». Pero mejor que lo hagas, y descubras todos los secretos por ti mismo 😉

Cenar por Chinatown

Cenar por China Town

Después de casi 30.000 pasos, según la App del móvil, decidimos volver al centro y buscar algún sitio para cenar por Chinatown, sin que se nos hiciera demasiado tarde, que ya estábamos cansados…

Entramos a un chino (¡qué chorprecha!) recomendado en diferentes blogs y que había recibido visitas reales (el príncipe Carlos): Dumplings’ Legend. Tenía buena pinta y era gigaaaaaante por dentro. La comida bien, sin más por lo que no es un lugar que recomendaría especialmente.

Mi consejo para cenar en Chinatown es que miréis la carta que suele estar fuera del establecimiento, y que os de buena pinta el restaurante y el ambiente. Hay 1 millón de artículos y reviews hablando de los 50 sitios que hay, y te puedes volver loc@ eligiendo. ¡Déjate llevar!

3º Día en Londres

Tercer día de los 4 días en Londres. Para el 3º día teníamos pensando visitar y conocer bastantes puntos de interés turístico, aunque no de los más conocidos, pero queríamos exprimir al máximo Londres… ¡no había tiempo que perder!

Torre de Londres

Torre de Londres

Lo primero y más importante, ¿cómo conseguir un 2×1 en la entrada?. Bien, lo primero es entrar en Days Out Guide e imprimir el voucher, que te pedirán en la taquilla. Segundo y más importante, deberás llevar impresos los billetes que demuestren que has viajado ida y vuelta con National Rail, vamos con el Renfe de allí. Ojo que la entrada son 30 libras por persona, si vais dos, 60 libras, ¡casi ná!

[Te explicamos cómo funciona el 2×1: nosotros usamos el National Rail para ir del aeropuerto de Gatwick a Londres y después, para la vuelta de Londres al aeropuerto de Stansted, así que podíamos usar el 2×1 durante toda nuestra estancia en Londres en los establecimientos adheridos a la promoción (incluye también el London’s Eye). Pero ojo! si tienes ida y vuelta del National Rail para un solo día, solo ese día podrás optar al 2×1]

La Torre de Londres mola mucho, es de esas visitas que te transportan al pasado. Que te evaden de la ciudad y te hace pensar cómo vivían antiguamente. A pesar del precio, recomiendo mucho la visita sea la primera vez que viajes Londres o seas medio londinense.

Dentro de la Torre de Londres podrás ver:

  • Las Joyas de la Corona: coronas, espadas y cetros, anillos, cubertería… Desde coronas de la época del rey Carlos II, hasta la más reciente usada por Isabel II en su coronación. Además, se puede ver el cetro y corona real con el diamante más grande jamás encontrado (el «Cullinan», en Sudáfrica).
  • Ver el Puente de Londres desde una perspectiva única, y disfrutar de unas vistas ¡in-cre-di-bol! (nótese el acento british).
  • La Torre Blanca: construida en el 1078 y 1100, torre que ha funcionado como residencia real, armería y cárcel.
  • Los cuervos: tranqui, que no atacan 😉 Según la leyenda, si los cuervos desaparecen se cae la torre y con ella la Corona. Son tan importantes que hay guardias para cuidarlos, cortarles las uñas, etc. y por si las moscas (o cuervos, ja!) hay tres.
  • Palacio Medieval: conserva parte del mobiliario y decoración de la realeza de la época. Un museo vivo.
  • Capilla Real de San Pedro y Vincula: construida en el 1520, sigue siendo lugar de oración para los habitantes de la torre y turistas que busquen paz. Se conservan restos de prisioneros famosos asesinados.
  • Visita guiada gratis: es en inglés, grupal y cada cierto tiempo. Nosotros la abandonamos a mitad ya por el acento cerrado del guía no nos estábamos enterando de mucho.

Con la London Pass podrás entrar GRATIS a la Torre de Londres. Consíguela aquí.

Salimos de la Torre de Londres (mi imprescindible número 1 en Londres) y por el paseo del Támesis nos dirijimos al puente más cercano para cruzar hacia el Museo Tate, nuestra siguiente parada.

Museo Tate Modern

Museo Tate Modern

Dentro del Museo, que es gratis, podrás encontrar obras que necesitarás al propio autor para que te las explique (que eso no hay por dónde cogerlo, I’m sorry).

Pero, pero, pero pero… dentro encontrarás arte con un trasfondo brutal, además de obras de algunos de los mejores artistas del siglo XX como Pablo Picasso, Andy Warhol, Salvador Dalí, Miró, Mark Rothko o Edvard Munch.

Una de las obras que podemos encontrar:

cuadro en el museo Tate Modern

En tan solo una imagen se representa, según el autor, las consecuencias de la «americanización» de Europa. La obra: ‘Atlantic Civilisation’, André Fougeron, 1953.

Mirador Tate Modern (The Switch House)

vistas londres

En la planta 10 del Tate Modern tienes un mirador con una vista casi 360º de todo Londres, de ambos lados del río. No es tan conocido, pero merece la pena subir al anochecer y ver las primeras luces de los edificios encenderse (gratis, of course).

Borough Market (Sunday Roast)

Borough Market (Sunday Roast)

El fish & chips es la única comida típica de Inglate… ¡NOOO! La más famosa, puede ser, pero no la única. De hecho, entre los propios británicos, es super común disfrutar de un buen Sunday Roast, y eso hicimos aprovechando que caía en domingo.

En Borough Market, mercado que descubrimos en esta última visita, y que volvimos el último día para volver a probar «el mejor fish & chips de Londres», encontrarás varios restaurantes, que bajo reserva, ofrecen este plato en su menú. Nosotros reservamos en el Hawksmoor, el cual leímos en varios medios locales como una de las mejores opciones. Allí disfrutamos de nuestro primer Sunday Roast. ¿El precio? 54£, de las cuales 6£ eran de propina opcional.

The Shard

The Shard

El edificio más alto de Reino Unido. Su arquitectura evoca a un trozo de cristal roto clavado en la superficie histórica de Londres, de ahí su nombre.

En la última planta tiene un mirador «The View», por el que tendrás que pagar 32£ por subir. Nosotros preferimos ir a los bares que hay en la planta 33 y que también ofrecen una vista interesante de Londres, pero no encontramos sitio, por lo que no pudimos disfrutar de una parada, aunque sí que aprovechamos para ver las views ya que estábamos allí.

En la planta 33 que es una especie de restaurante pijo para tomar una cocktail, nos pidieron el DNI, sí… con 30 tacos :/

Covent Garden (Seven dials, Neal’s Yard)

Covent Garden sin duda es el barrio más bohemio de Londres, lleno de encanto y arte callejero en cada rincón y a cualquier hora del día.

Merece la pena callejear por él, siguiendo el único rumbo que tu instinto te marca y dejándote llevar. Pero sin duda, no puedes irte sin visitar el mercado de Covent Garden y sus aledaños, donde está el Royal Opera House.

El mercado de Covent Garden, creado en 1660 como un mercado público de flores y frutas fue lo que dio fama a este barrio. A finales de los 90 se rehabilitó para dar forma a lo que tenemos actualmente: una combinación de tiendas y puestos artesanos. Los jueves se celebra un mercado «dulce».

Seven dials

Seven dials

Es curioso llegar hasta la pequeña plaza donde convergen nada más y nada menos que ¡7 calles!

Tuvimos suerte de verla además con la decoración navideña, que le daba un encanto especial.

Seven dials market

Cerca de esta pequeña plaza se encuentra el Seven Dials Market, donde puedes hacer una parada para tomar algo para comer o beber y disfrutar de este Market alternativo. Nosotros paramos a picar algo antes de cenar.

Neal’s Yard

Neal's Yard

Esta pequeña plaza debe su fama a Nicholas Saunders, un activista británico de la década de los 70 que abogaba por un estilo de vida hippie y estableció aquí el primer supermercado de productos naturales en Londres.

A día de hoy, en esta plaza se respira la huella de Saunders y encontramos tiendas que mantienen sus raíces, como Neals Yard Remedies (donde venden productos de comercio justo y naturales).

Además, tienes el placer de descubrir una obra de Bambi, una artista británica callejera que suele reivindicar el feminismo en sus obras. En este caso, deja huella del lema «You can be as naughty as you want. Just don’t be caught» (Puedes ser tan travieso como quieras. Solo no seas pillado) y la imagen de la Princesa Diana como Mary Poppins junto con los dos hijos del Príncipe Guillermo y Kate Middleton.

4º Día en Londres

Pequeño paréntesis. Realmente este fue nuestro 5º día en Londres, pero como el cuarto día en Londres lo dedicamos exclusivamente a conocer los estudios de Harry Potter, lo saltamos en este artículo, y hablamos del quinto día, como si fuera el cuarto 🙂

Nuestro último día en Londres, marcado por la lluvia, tenía un claro componente cultural, y es que la capital británica, tiene una colección de museos impresionante, como es el caso del National Gallery.

The National Gallery

Venus Desnuda cuadro

Como ya he dicho en más de una ocasión, no soy mucho de arte, ni moderno, ni tradicional. Pero a María Jesús le encanta y a mi me parece curioso conocer las historias detrás de cada obra.

Dos Cangrejos, Van Gogh

The National Gallery de Londres es un sitio donde recrearse en las más de 2.300 obras de los principales artistas mundiales y de todos los tiempos. Una colección que va desde el Siglo XIII hasta el Siglo XX y donde encontraremos obras de Van Eyck (arnolfini portrait), Botticelli, Leonardo, Michelangelo, Raphael, Caravaggio, Rubens, Velázquez (rockeby venus), Rembrandt, Diego Velázquez, Goya, Turner (fighting temeraire), Cézanne, Monet, Van Gogh o Claude Monet, entre otros.

Razones más que suficientes para visitar uno de los mejores museo del mundo gratis, sí, oigan, GRATIS.

No teníamos tiempo de ver todas las obras, por lo que tuvimos que priorizar si queríamos seguir viendo cosas.

Trafalgar Square

Trafalgar Square
Trafalgar Square

«Una plaza muy completita«, que diría la mayoría de turistas (yo me incluyo). Y es que tiene de todo, y en Navidad, más aún con los mercados navideños.

El nombre lo recibe por la famosa batalla de Trafalgar en las costas españolas, pero destaca por la cercanía al National Gallery, y por la cantidad de monumentos y elementos que la componen, que van desde la columna de Nelson, los leones de bronce, la iglesia de St Martin-in-the-Fields o varias estatuas como las de Jorge IV o de George Washington.

Rumbo al British.

British Museum

British Museum

El edificio ya impone desde fuera, pues dentro, impresiona.

Museo Británico, momias
Momias en el British Museum

Y no solo por la cantidad de turistas que hay, independientemente del día u hora de la semana, sino por las maravillas antiguas del mundo que encontrarás. Curiosamente lo más destacado del Museo Británico son tesoros de otros países, poco british hay.

Lo más destacado es su colección de momias de Egipto, La Piedra de Rosetta, el cilindro de Ciro y varios objetos persas, La Copa Warren, o La sala del reloj entre otros.

Fish & Chips («El mejor del Londres»)

Mejor Fish and Chips de Londres

Si el fish and chips de Poppies nos encantó, el de Fish!Kitchen callejero de Borough Market nos requete encantó. Eso sí, es comida para llevar, un pelín más grasienta y menos fina que el otro, pero al final, es la esencia de este plato típico.

Bueno, pues os diré que en la fachada de su establecimiento tiene una placa que lo califica como «The best fish and chip in London». En su página web podéis conocer un poco más.

El cuarto día no fue completo, teníamos vuelo de vuelta a España a media tarde, pero antes teníamos que volver al hotel a por las maletas, más 1 hora estimada de trayecto al aeropuerto, y 1 hora y media de margen del aeropuerto.

Por lo que nada más comer, y dar un último paseo, con mucha calma eso sí, nos dirijimos al final de nuestra escapada, de nuestros 4 días en Londres.

Mapa 4 días en Londres

Aquí tenéis el itinerario completo de qué ver y hacer en Londres en 4 días en forma de mapa:

5 / 5 (1 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Viajero cuando me dejan, friki y soñador inconformista. Soy una persona inquieta, curiosa y a la vez bastante tranquila. Viajar es una de mis grandes pasiones y siempre que tengo un hueco libre, aunque en mi día a día trabajo en marketing digital, como SEO.

Deja una respuesta