Inicio » Malta » Qué ver en Mdina “La ciudad del silencio” de Malta
que ver en mdina

Qué ver en Mdina «La ciudad del silencio» de Malta

Tiempo de lectura: 6 minutos

Mdina impresiona. Ciudad amurallada del 700 a. C, perfectamente conservada, con calles de piedra, iglesias, rincones con encanto y con unas vistas a toda la isla que quitan el hipo. Si vas a ir a Malta, Mdina junto con La Valeta, es parada obligatoria.

Antes de entrar ya quieres echar alguna foto al puente que da acceso a la puerta de entrada… ¡sí! ahí ya se rodó una escena de Juego de Tronos. Y es que la ciudad ha sido inspiración para incontables películas, pero ya entraremos en detalle más tarde.

Venga un párrafo resumen de la historia de Mdina, que un poco más, y os mato del aburrimiento. Mdina fue fundada por los fenicios en torno al 700 a. C, para convertirse siglos más tarde, gracias a los romanos, en la capital por su idónea situación al estar en el punto más alto de la isla, lejos del mar. En el 1091 d. C la conquistaron los vikingos, los cuales construyeron los muros actuales y ampliaron el foso, separándola de Rabat. En el 1530 d. C pasó a ser de la Orden de los Caballeros de Malta. No ha sido para tanto, ¿verdad?.

Qué ver en Mdina en 1 día

Si os digo 1 día estoy exagerando, más bien sería «qué ver en Mdina en un par de horas». Y es que podremos callejear todas sus calles en un par de horas. Otra cosa es que tengamos tiempo y queramos ver todo, ahí quizás necesitemos una mañana.

La puerta de la entrada

Puerta entrada Mdina

¿Obvio no? Si no la ves, no entras. No hay otra entrada a Mdina 😛

La construyó el arquitecto Charles François de Mondion in 1724, y además de puerta de entrada en Desembarco del Rey en GOT, ha servido para que diferentes generaciones a lo largo de varios siglos entrasen y saliesen de la ciudad.

La puerta es estilo barroco y está decorada con los escudos de armas del Gran Maestro António Manoel de Vilhena y la ciudad de Mdina, además de una inscripción en latín.

Casas y Palacios en Mdina

Casas y Palacios en Mdina
Casas y Palacios en Mdina

Es el verdadero encanto de la ciudad, esa variedad de estilos, generaciones y culturas que han puesto su granito de piedra arena y le dan ese toque tan variopinto y peculiar.

Mi recomendación es que nada más entréis en la ciudad, callejeéis sin rumbo. Ya luego más tarde iréis a destinos concretos, pero es la mejor manera de disfrutar una ciudad así, sin estar pendiente del GPS, disfrutando de los escudos de cada fachada, flores, puertas de colores, o ventanas. Por cierto, la mayoría son casas privadas, y es que en la pequeña ciudad viven alrededor de 300 personas, ni tan mal…

Catedral de San Pablo

Catedral de San Pablo

La Catedral de San Pablo no tiene pérdida. Una vez empieces a callejear tarde o temprano saldrás a una amplia plaza con una catedral católica con 2 grandes torres. Está construida donde supuestamente el gobernador Publio se reunió con el Apóstol San Pablo, tras naufragar su barco en su camino a Roma.

Construida entre 1697 y 1702 con el objetivo de sustituir la vikinga construida en 1693 por consecuencia de un fuerte terremoto. Dentro se conservan pinturas como la de Marria Preti en el siglo XV que representa la «Conversión de San Pablo«, o la de «La Virgen y el Niño«.

Lo que hace diferente a esta Catedral (por dentro) no es su altar, o majestuosa decoración, la cual puede ser muy similar a cualquier otra que hayas visto, sino la cantidad de tumbas e inscripciones que hay en el suelo, sobre las que caminarás.

Merendar con vistas a toda la isla

Merendar con vistas a toda la isla
Merendar con vistas a toda la isla

Después de perderse por sus calles, merece la pena pararse a disfrutar de la ciudad en el Fontanella Tea Garden, un restaurante con vistas impresionantes a toda la isla de Malta, y que además tiene una de las mejores tartas de chocolate de toda la isla.

Nosotros nos tomamos tarta de chocolate, un café con leche y un smoothie por 11€, mientras contemplamos las vistas de la isla y decidimos próximos pasos.

La Piazza Mesquita

Mdina plaza

Plaza coqueta y muy tranquila, con un par de restaurantes con terraza para disfrutar de una velada tranquila, inspirarse con las flores de las fachadas de piedra y transportarse a otra época con el encanto del lugar.

Además de la belleza del rincón hay dos cosas a tener en cuenta, la primera es que ha sido escenario en Juego de Tronos siendo el burdel de Meñique. La segunda, que aquí podréis encontrar The Mdina Experience, dentro de un edificio donde encontraréis un cine con butacas que narra la historia de Mdina y de Malta.

Qué ver en Rabat

Salimos por el portón de entrada a Mdina, caminamos durante 5 minutos, y ya estábamos en Rabat. Ojo con poner el GPS a Rabat de Marruecos, que pilla un poco lejos…

Probar los mejores pastizzini de Malta

Comer en Malta

Está a 5 minutos andando nada más salir de Mdina. Parada obligatoria para probar los mejores pastizzini de toda la isla, y coger fuerzas para conocer Rabat. El lugar se llama Crystal Palace, y es el local menos glamuroso que verás en toda la isla, pero da igual, están buenísimos, recién horneados y muy sabrosos.

Callejear por Rabat

Qué ver en Rabat
qué ver en Rabat, Malta

Mdina la eclipsa. Pero Rabat tiene mucho encanto, y por eso recomiendo encarecidamente dejar al menos media hora para callejearla sin rumbo, ver sus bajas casas con balcones de colores, niños jugando en los parques y ese encanto típico de los pueblos nada turísticos donde se hace vida en la calle.

Convento Santo Domingo

Convento Santo Domingo

En mi intento de descubrir todos los rincones que sirvieron para el rodaje de Juego de Tronos en Malta fuimos a este convento situado en el corazón de Rabat.

La entrada es gratuita, y cuando nosotros fuimos estaba completamente vacío, sin turistas, con la única presencia del jardinero que estaba a sus cosas.

El edificio es rectangular, enorme. Lo realmente bonito de este edificio es el jardín central, y sus vistas, con una de las torres de fondo. Una alternativa a los lugares tan turísticos de Malta.

Qué más ver y hacer en Mdina y Rabat

Nosotros no llegamos a entrar en todos estos palacios, iglesias y/o museos, porque cierran a las 17:00 y porque teníamos un itinerario muy justo y preferíamos conocer Rabat, y luego volver a cenar a La Valeta. Aun así os los dejamos aquí por si queréis tenerlos en cuenta:

  • Palacio de Vilhena
  • Palazzo Falson
  • Capilla de Santa Ágata
  • Capilla de San Nicolás
  • Museo de Historia Natural
  • Mazmorras de Mdina
  • Iglesia y Convento Carmelita
  • Monasterio Benedictino
  • Bastion Square
  • Catacumbas de San Pablo

Mdina y Rabat en películas y series

Juego de Tronos en Malta

Lo primero que debes hacer es conocer los 9 escenarios de Juego de Tronos en Malta en este artículo.

  • Juego de Tronos: Existen 3 ubicaciones que han servido para grabar varias escenas: (1) La puerta de entrada a Mdina, que simula Desembarco del Rey, (2) La Piazza Mesquita, simula el burdel de Meñique, y el (3) Convento Santo Domingo, simula el Jardín de la Fortaleza Roja.
  • Ágora: sus calles, iglesias y palacios sirvieron en varias de las escenas de la película, cuando los cristianos se escondían de los romanos.
  • El Conde de Monte Cristo: la plaza y las calles de alrededor de la Catedral de San Pablo sirvieron para el rodaje de una escena caníbal cuanto menos curiosa.

Cómo ir a Mdina

  • Autobús: está situada en el centro de la isla, y si quieres ir en transporte público lo mejor es coger el autobús, en concreto las lineas C1, C2 y B5, las cuales son bastante frecuentes desde la estación de autobuses de La Valleta. El tiempo medio es de 30 minutos.
  • Coche: a 13 km de La Valleta, tardarás unos 20 minutos por la carretera 7.
  • Andando: 2 horas y 15 minutos, a un paso normal. No es una locura, es una opción para aquellos que tengan todo el tiempo del mundo y se quieran recorrer la isla caminando, ¿eres de esos?.

Si quieres aprovechar tu visita a Malta al máximo, aquí te dejo algunos enlaces de interés, tanto para Mdina, como toda la isla:

5 / 5 (2 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Viajero cuando me dejan, friki y soñador inconformista. Soy una persona inquieta, curiosa y a la vez bastante tranquila. Viajar es una de mis grandes pasiones y siempre que tengo un hueco libre, aunque en mi día a día trabajo en marketing digital, como SEO.

One Comment

Deja una respuesta