Inicio » Segovia » 12 Curiosidades del Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia

12 Curiosidades del Acueducto de Segovia

Tiempo de lectura: 5 minutos

He tardado más de lo que me habría gustado en viajar a Segovia y conocer su Acueducto, su Alcázar o los encantos de su ciudad, pero ya que los conozco, me permito, con permiso de sus habitantes, hablaros un poco del Acueducto de Segovia y de sus curiosidades, ya que llego tarde a escribir sobre su historia jeje.

Y es no deja de ser uno de los monumentos más emblemáticos de España, y muchas veces se nos olvida que tenemos esta maravilla en la península. Así que, ¡vamos allá!

12 Curiosidades del Acueducto de Segovia

Si quieres ver un resumen de las más importantes, atentos a este vídeo donde además, te las muestro en primera persona:

1. Construido sin el uso de mortero

Una de las curiosidades más impresionantes del Acueducto de Segovia es que fue construido sin el uso de mortero. ¿Esto qué quiere decir? Pues que básicamente se mantiene en pie gracias a la precisión de los romanos en el tallado y encaje de cada una de las piedras que lo componen. Apiladas unas sobre otras sin nada más que los propios bloques de piedra y, que gracias a la presión, se han mantenido así durante siglos. ¡Un verdadero milagro de la ingeniería antigua!

2. No se sabe la fecha exacta de construcción

Aunque se cree que el acueducto fue construido durante el siglo I d.C. (posterior al año 112 d.C), su origen exacto no se ha llegado a descifrar. Algunos historiadores sugieren que fue construido durante el reinado del emperador Trajano o del emperador Adriano, mientras que otros postulan que su construcción podría remontarse aún más atrás, a la época del emperador Augusto. Pero no hay certeza de la fecha exacta.

3. La leyenda que cuenta que el Acueducto de Segovia fue obra del diablo

Dicen las leyendas locales que el Acueducto de Segovia fue construido en una sola noche por el diablo, en un pacto con una joven aguadora llamada Guadalupe, que estaba cansada de transportar el agua e hizo un pacto con el diablo para que le construyera el acueducto en una noche a cambio de su alma. Sin embargo, la la joven después de rezar toda la noche consiguió que cuando cantó el gallo al alba, faltase una piedra por colocar y no llegar a vender su alma.

4. Dimensiones impresionantes

Con más de 20.400 sillares de granito y una longitud total de 16.186 metros, alcanzando una altura máxima de 28,10 metros en su punto más elevado, y con 167 arcos, lo hacen literalmente, monumental. Además, su caudal máximo era de 20-30 litros por segundo.

5. Precisión geométrica

A pesar de su antigüedad, el acueducto es una muestra sorprendente de precisión geométrica. Cada uno de sus arcos está perfectamente alineado con los demás, formando una sucesión impecable que desafía las leyes de la gravedad. ¿Cómo lograron hace tantos siglos los romanos hacer estas maravillas? (bueno, el Acueducto de Segovia, el Coliseo Romano y cientos de miles más dejadas por todo el mundo).

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia

6. Funcionalidad ancestral

Además de bonito e imponente, durante siglos, el Acueducto de Segovia cumplió una función vital en la ciudad, transportando agua desde la Sierra de Guadarrama hasta el centro urbano. Este suministro de agua potable no solo fue esencial para la supervivencia de los habitantes de Segovia, sino también para el desarrollo y crecimiento de la ciudad a lo largo de los siglos. Hace pocos años que dejó de estar operativo

7. Monumento nacional

En reconocimiento a su importancia histórica y su valor arquitectónico, el Acueducto de Segovia fue declarado Monumento Nacional en 1884. Desde entonces, ha sido cuidadosamente conservado y restaurado para asegurar su preservación y su que lo puedan disfrutar las generaciones futuras.

8. Patrimonio de la Humanidad

En 1985, el Acueducto de Segovia fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, junto con el casco histórico de la ciudad. Nada que añadir a este mérito, más que merecido.

9. Representaciones e influencia en el arte y la literatura

El Acueducto de Segovia ha inspirado a artistas y escritores a lo largo de los siglos, dejando su huella en obras de arte, poesía y literatura. Desde las pinturas de los maestros del Renacimiento hasta las novelas de los grandes escritores españoles, este monumento ha sido celebrado como un símbolo de la grandeza de la civilización romana y la creatividad humana. Y es que las primeras representaciones son las del Canecillo románico de la Iglesia de Peñasrrubias (s. XII) y en la Cantiga 107 de Alfonso X el Sabio de 1280.

10. Escenario de eventos culturales

Además de su importancia histórica, el acueducto también ha sido escenario de eventos culturales y festividades a lo largo de los años. Desde conciertos de música clásica hasta representaciones teatrales al aire libre, este monumento antiguo sigue siendo un punto de encuentro para la comunidad local y un lugar de celebración de la cultura y el arte.

Y, desde este humilde blog me sumo y apoyo este tipo de iniciativas culturales siempre y cuando se proteja y vigile la seguridad y mantenimiento de los monumentos, porque viva el turismo pero siempre con cabeza.

11. Visitas turísticas

Es obvio, pero nunca viene mal recalcar lo importante y rico que es España a nivel cultural e histórico. Y es que cada año miles de turistas (más de 350.000 en 2023) de todo el mundo visitan Segovia para quedarse boquiabiertos ante la grandeza del Acueducto (tú me dirás un estadounidense que solo ve edificios y hamburguesas gigantes…) y descubrir la ciudad de Segovia y su histórica. Pero no solo turistas extranjeros, ya que para los españoles, Segovia es uno de los destinos más visitados a lo largo del año. Yo mismo fui en una excursión de 1 día a Toledo y Segovia.

Puedes hacer: Free tour GRATIS por Segovia

12. Solo 1km del Acueducto de Segovia es visible

Hay 16 kilómetros de acueducto, aunque solamente 1 kilómetro es visible. Imaginad la magnitud y grandeza del acueducto en su máximo esplender en la época romana. ¡Se me cae un lagrimón de pensar lo que fue!

En resumen, el Acueducto de Segovia es mucho más que un simple monumento histórico que te deja con la boca abierta o con alguna lagrimilla la primera y hasta la segunda y tercera vez que lo ves. Es una maravilla de la ingeniería romana, un enigma histórico, un símbolo de la grandeza del Imperio Romano y un legado para las generaciones futuras. Es una excusa para volver a Segovia una y otra vez, comerte un buen cochinillo, pasear por sus calles o visitar su Alcázar.

Planifica tu viaje a Segovia

5 / 5 (1 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Miguel Palau es el fundador de frikiporviajar.com, uno de los blogs de viajes de referencia en español. Miguel es viajero desde que tiene uso de razón, ha viajado por España, Europa, Asia o África y lleva años documentando los viajes en este blog. Miguel es el actual responsable de marketing digital de Viajes Carrefour, empresa líder en el sector agencias de viajes en España. También ha trabajado para otras empresas del sector turismo. Miguel nació en Jaén, también ha vivido en ciudades como Cádiz, Bournemouth y actualmente reside en Madrid.

Deja una respuesta