barco vikingo

Visita a la ciudad vikinga de Birka

Visita a la ciudad vikinga de Birka
5 (100%) 2 votos

Visita a la ciudad vikinga de Birka (Estocolmo). Una isla que forma parte de la historia más antigua y mitológica de Suecia. Rodeada de rincones mágicos, historias, curiosidades y por supuesto con una fiel recreación de cómo era, vivían o hacían allá por el Siglo VIII.

Pero no os quiero dar la chapa y desvelaros todas las posibilidades de esta Isla, que podréis ver en una mañana. Por lo que os dejo un vídeo resumen de Birka con las claves que necesitáis saber decidir si os merece la pena la visita:

Cómo ir a Birka

No te queda otra opción que coger un ferri. Los barcos para ir a Birka desde Estocolmo salen desde el Pier que está justo al lado del Ayuntamiento. Ten en cuenta que el trayecto dura aproximadamente 1 hora y 45 minutos con 2 paradas (para recoger gente), por lo que las salidas a la isla son escasas a lo largo del día.

Nosotros fuimos con la Stockholm Pass (entrada gratuita) pero tienes que hacer una cola diferente y entrar tras la fila de los que han pagado entrada suelta. Puede parecer una tontería, pero no lo es si esa cola es enorme y te quedas sin asientos en la parte de arriba descubierta.

barco para ir a birka

Infórmate en la web de Stockholm Pass (aquí) para tener las horas y trayectos actualizados.

La visita a Birka

La visita a Birka comienza una vez subes al barco y zarpa con destino a la isla. Un guía muy simpático (¡En inglés!) nos dio la bienvenida mediante los altavoces del barco y nos presentó la excursión, qué haríamos y veríamos.

Además, durante el trayecto tuvimos tiempo de sobra para disfrutar de la vegetación, follaje y naturaleza de los archipiélagos e islas que forman Estocolmo, una forma de disfrutar de un paseo relajante en barco.

Llegados a la isla tuvimos 10 minutos para ir al baño y seguir al guía (repito, ¡Todo en inglés!) ¡o buscarte la vida por tu cuenta!. Mi recomendación es que vayas a tu bola, al margen de la gente: primero al museo y luego al poblado vikingo. Eso te permitirá sacar fotos sin tantas bullicio y disfrutar del encanto sin la necesidad de ir corriendo de un lado a otro. Luego te podrás reenganchar al tour en la zona de la colina.

Museo de Birka

museo de Birka

El museo es sencillito pero tiene detalles muy interesantes que seguro que te hacen sumergirte en esas antiguas civilizaciones vikingas. Destacan las recreaciones en miniatura de cómo estaban organizados los poblados, siempre en perpendicular al mar y cómo se disponían las casas.

Además, podrás ver una replica de barca vikinga a menor tamaño, varios vikingos a tamaño real para que te eches fotos, y el resto lo forman las típicas vitrinas llenas de restos y utensilios de la época. Por supuesto, tiene una tienda para que compréis un regalito.

gif vikingo

Aquí de charla con mis colegas Ragnar Lodbrok y Björn.

Poblado vikingo

poblado vikingo en birka estocolmo

Lo más espectacular de la visita. Una recreación de 5 o 6 casas, embarcadero con varios barcos vikingos, corrales y decoración a tamaño real que simula a la perfección cómo eran las edificaciones vikingas.

Recuerdo perfectamente pasear entre las casas y acercarme al embarcadero y sentir estar dentro de la serie de Vikings.

Como comentaba al principio, lo ideal es alejarte del grupo que sigue al guía y venir más tarde para poder disfrutar de este entorno y por supuesto hacer fotos sin 200 personas de por medio.

Por cierto, si queréis fotos espectaculares intentad mirar el tiempo antes de ir a Birka para pillar un día soleado o con nubes pero sin lluvia.

barco vikingo en suecia

Colina y asentamiento

Nosotros estuvimos unos 15 minutos en el museo y 20-30 minutos en la zona del poblado, que fueron más que suficientes para reengancharnos al tour, el cual estaba por la zona de la colina. En lo más alto de la ladera, rodeados de excrementos y hierbajos escuchamos* anécdotas y sobre todo una explicación detallada de cómo era esa cultura vikinga, valhalla y sus creencias.

*Digo escuchamos pero realmente es: escuché. Recalco de la importancia de entender inglés a un nivel avanzado, ya que el guía entrará en todo lujo de detalles.

visita a birka estocolmo

Abandonamos la zona de la colina en dirección al asentamiento. No quiero decepcionarte si lees esto, pero el “asentamiento” es otra colina en medio de la isla, rodeada de vegetación y cabras.

El propio guía nos lo dijo con cierto sarcasmo: “¿decepcionados chicos?”. Decepciona bastante si esperas ver ruinas del poblado ya que no hay nada visible más allá de la vegetación. Aun así, ahí te explicarán cómo estaba dispuesto todo, su organización, el porqué de esa ubicación y sabrás que tan solo un 6% de la isla se ha excavado, lo cual explica que no haya nada visible.

visita a birka estocolmo

Mapa de Birka

Este mapa lo podrás ver nada más entres en la parte de abajo del barco, pero no te lo podrás llevar. Siempre viene bien tener una idea de cómo es la isla antes de visitarla, para decidir echar una mañana o no.

mapa de birka

Dónde comer en Birka

Café Eldrimner es el único restaurante que hay en Birka, es la primera edificación que verás nada más atraques (de aparcar el barco, no de robar jeje) en la isla. Es el fiel reflejo de cómo son las zonas de comida y bebida en las series y películas vikingas, con pieles en los asientos y bancos largos con mesas de madera.

Nosotros nos pedimos un wrap casero de carne con muuucha salsa, una tortita con nata y una cerveza casera. El wrap que fue lo que me pedí estaba muy muy rico, con carne de cabra y una salsa casera pringosa deliciosa. El agua era gratis además del café, que no nos dio tiempo a probar ya que perdíamos el barco de vuelta.

comer en birka

 

Precios de Birka

Si vas con la Stockholm Pass el barco y guía están incluidos, por lo que no tendrás que desembolsar nada más. Por contra, si vas por libre el precio es de 395 coronas por persona y lo puedes reservar en la web oficial.

Comer, como en casi todo Estocolmo no es nada barato. La comida en total fueron 220 coronas.

Nota: Comimos a las 13:34 con el tiempo justo para coger el siguiente ferri, os lo comento para que veáis que el tiempo desde que se termina el tour, hasta que sale el siguiente barco de vuelta es justito para comer. Mi recomendación es que si queréis aprovechar la tarde en Estocolmo os volváis en ese ferri, sino cada 1 hora suelen salir barcos de vuelta.

¿Merece la pena ir a Birka?

Esta duda la tenía justo antes de decidir si ir o no, y creo que os puede servir lo que os cuente:

  • : te gusta la cultura vikinga, tienes tiempo de sobra en Estocolmo y quieres disfrutar de un paseo en barco.
  • No: no sabes inglés, esperas ver algo impresionante y sorprendente.

Conclusión: es una visita para aquellos frikis de la cultura vikinga o que quieran conocer más de esta, siempre que se defiendan con el inglés. Sino, disfrutarás la recreación del poblado y poco más, demasiado poco para perder toda una mañana.

Curiosidades vikingas

Os dejo algunas de las curiosidades que nos contó el guía turístico, que además era arqueólogo por lo que sus conocimientos eran mucho más precisos y técnicos:

  • Los vikingos no usaban cuernos en los cascos. De hecho eso es un mito que se inventó varías décadas atrás por parte de los británicos, para intimidad a sus rivales.
  • Tan sólo un 6% de la isla está excavado, por lo que quedan miles de tesoros e información por descubrir.
  • El suelo en ciertas zonas era negro, y esto es debido a que en aquella época echaban los restos del cuarto de baño (era habitáculos aparte) al suelo del pueblo en una cubeta, y con los años cogía ese color. Una porquería.
  • Los casi 1500 habitantes que llegó a tener Birka dejaron la isla por las dificultades que encontraron con el paso de los años para comerciar. Además, se data y se habla de que es una de las ciudades más antiguas de Suecia por las monedas que encontraron, del año 960.
  • Al entrar en la zona de la colina tendrás que cerrar una valla, y tiene una explicación lógica: la cantidad de animales que hay por esa zona. Sobre todo cabras y ovejas, que verás pasar una y otra vez sin temor al humano.

ovejas en birka

Viajero cuando me dejan, friki y soñador inconformista. Soy una persona inquieta, curiosa y a la vez bastante tranquila. Viajar es una de mis grandes pasiones y siempre que tengo un hueco libre, aunque en mi día a día trabajo en marketing digital, como SEO.

Deja un comentario