• Home
  • /
  • Agra
  • /
  • Qué ver en Agra en 1 día: ¡Nos pilla niebla en el Taj Mahal!

Qué ver en Agra en 1 día: ¡Nos pilla niebla en el Taj Mahal!

Amaneció el día con niebla, tras pasar la primera noche de terror hotel en India, en el Moustache Hostel Agra.

Nos levantamos a primera hora de la mañana con el objetivo de cambiar euros a rupias y aprovechar al máximo el día, ya que tan sólo pasaríamos 24 horas en Agra.

El dueño del hotel nos dejó un buen cambio de moneda, e ignorando los tuk tuk que estaban esperando en la entrada del hotel, salimos dirección Taj Mahal.

Nuestra cara fue todo un poema, que ya quisiera Federico García Lorca, al comprobar que no veíamos absolutamente nada a 3 metros de distancia. Por un lado, íbamos acongojados intentando evitar ser atropellados por una moto o vaca de turno, y por otro lado, rezando para que cuando llegásemos al Taj Mahal se hubiera disipado la niebla.

Ni la una, ni la otra. Nos salvamos de un pisotón de vaca, pero no nos abandonó la niebla 🙁

Llegamos hasta la entrada este del Taj Mahal, pero decidimos no entrar y aprovechar el tiempo en el Fuerte de Agra, hasta que amainase la niebla.

Callejear por Agra

callejar por agra y ver un burro

Si llegas/sales por la Puerta Este del Taj Mahal y vas dirección Fuerte de Agra, te aconsejo que no cojas un tuk tuk. Lo mejor es que empieces a callejear para poder descubrir la verdadera India. Nosotros flipamos.

Primer choque con la realidad del país: calles sucias, templos, vacas desnutridas en cada esquina, cerdos, jabalíes, monos y búfalos caminando entre los propios locales.

Muy bestia, de veras. Lo primero que pensé es: “esto es como los hutongs en China“, pero la realidad es que los chinos son limpios, ordenados y civilizados si los comparamos con los indios. Al margen de las comparaciones, que siempre son odiosas, ¡nos encantaron esas primeras impresiones!

niños jugando en las calles de agra, india

Estar paseando (realmente es esquivando cacas de vacas y vigilando no ser atropellado por tuk tuk y motillos) y observar como la gente hace vida en la calle, conviven con todo tipo de animales sin escrúpulos, te miran de arriba a abajo como si fueras un bicho raro y, además, te llaman para intentar venderte lo que sea. ¿No vivían así en el medievo? mmm…

Son aproximadamente 2 km callejeando para luego salir a una gran avenida en la que no hay nada que ver y hacer. Ahí, ya puedes coger un tuk tuk para que os lleve al Fuerte de Agra y no perder tiempo.

El Fuerte Rojo

entrada al fuerte rojo en Agra

A la entrada hay muchos locales que se ofrecen para ser tu guía privado por 500 rupias (si vais varias personas sale bastante económico). Nosotros decidimos pasar del guía e intentar entender el Fuerte Rojo por nuestra cuenta, con ayuda de la guía, Internet y de los cientos de artículos de blogueros.

No es lo mismo y no aprendes tanto, ya que todos los artículos vienen a contar lo mismo, con información muy parecida a la que hay en la Wikipedia. Mi recomendación para el Fuerte Rojo es que pilles un guía en la puerta.

Aún así, vamos con un poco de información del Fuerte Rojo…

que ver en el fuerte rojo en Agra

Fuerte construido en 1.565 por el emperador Akbar, el nieto del que construyó el Taj Mahal. Construido en piedra arenisca (de ahí su color rojizo), alberga en su interior un conjunto de edificios, palacios, jardines y mezquita con vistas al río Yamuna.

Jahangiri Mahal

Jahangiri Mahal en Agra

Nada más entrar puedes seguir recto o desviarte a la derecha, dirección al Palacio. Nosotros fuimos al Palacio de Jahangiri Mahal y pudimos apreciar su grandeza y la razón de ser nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Te recomiendo que empieces el recorrido por ahí.

En los jardines del Palacio disfrutamos de la fama por minutos, echándonos algún que otro selfie con los turistas locales.

Anguri Bagh

Anguri Bagh agra fuerte rojo

Desde Jahangiri Mahal damos con éste colorido jardín, que no te dejará indiferente. Está perfectamente situado en el centro del Fuerte Rojo, con salidas a varios de los palacios.

Anguri Bagh significa Jardín de la uvas, ya que en su momento estaba lleno de viñedos y ahora se simula con un jardín con colores con mucho contraste. ¡No te puedes ir sin una foto aquí!

Tip ahorrador: En estos jardines suele haber mujeres vestidas con trajes coloridos y típicos, haciendo como que barren y cuidan el jardín. Su verdadera función es posar para las cámaras de los guiris, para inmediatamente salir tras ellos, reclamando su propina. Es algo habitual en los monumentos de pago de la India.

Mezquita de Moti Masjid

Mezquita de Moti Masjid

El paso por la Mezquita de la Perla es obligatorio, por lo que más te vale llevarte calcetines gordos si lo visitas en época de frío, porque tendrás que descalzarte.

La mezquita no es de las más bonitas del mundo, pero merece la pena conocer su arquitectura de más de 400 años de historia, además de sus balcones con vistas al Fuerte de Agra y río Yamuna.

Diwan-i-Am

Diwan-i-Am

La sala de audiencias es un enorme jardín con una tumba en medio. Es en el lateral derecho, donde se sentaba el emperador para disfrutar de las peleas de elefantes (entre otros espectáculos). Para mi, lo más espectacular del Fuerte Rojo.

vistas desde el fuerte rojo en Agra, India

Si te gusta la fotografía, aquí tienes un contraste de luces, juego de sombras, varios planos con las columnas y fondos con los que jugar, además de cientos de turistas locales vestidos con ropas coloridas, a los que pillar desprevenidos y sacar un fotón.

que ver en el fuerte rojo en Agra, India

Información de interés

  • Precio: 550 rupias (7 €), 40 (0,50 €) si eres indio. LOL
  • Horario: 6:00 h am – 18:00 h pm todos los días de la semana.
  • Tiempo de recorrido: entre 1,5 h y 3 horas.
  • Cómo llegar: tuk tuk. Con decir al conductor “Agra Fort” si no os lo ha dicho el antes, ya te llevarán.

Dónde comer en Agra

dónde comer en Agra con vistas al Taj Mahal

Salimos del Fuerte de Agra a las 15:00 horas, cogimos un tuk tuk dirección al Join Us Roof Top Restaurant, un restaurante familiar con vistas a todo Agra y al Taj Mahal. Este restaurante ha sido de lo mejor de toda India, una experiencia que explorará tus 5 sentidos por:

  • Vista: vistas de todos los tejados de Agra y del Taj Mahal. Además, pudimos ver como un mono acechaba desde los tejados a un turista que acaba de comprar unos plátanos, hasta que de un salto se los robó. Pudimos ver también niños jugando con cometas, o familiares paseando a sus difuntos en hombros por las calles.
  • Gusto: la comida está hecha por la mujer e hijas del dueño del restaurante. Comida tradicional con mucho sabor, y a un buen precio. Los chais están buenísimos.
  • Olfato: tanto los olores de la comida, como la posibilidad de descubrir nuevos olores en la azotea, alejados de los clásicos diarios (cacas de vacas, cocina callejera).
  • Oído: con una mezquita a pocos metros, oirás en la megafonía el corán cada poco tiempo, además de cierta tranquilidad alejada de los cláxones y ruidos de las calles.
  • Tacto: comer con las manos como lo hacen los verdaderos indios, dar la mano al dueño, pasar las hojas del libro de visitas con varias décadas e historias a sus espaldas… Pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos.

dónde comer en Agra con vistas al Taj Mahal

Nuestro “gran fallo” fue disfrutar demasiado tiempo de esta experiencia, en vez de comer rápido y salir dirección Taj Mahal cuando no había niebla. Pero claro, entre la cola kilométrica que vimos, lo tarde que se nos hizo comiendo y bebiendo chais, dejamos el plan para al día siguiente de madrugada.

Sadar Bazar

Sadar Bazar en Agra, India

Para no desaprovechar el día, buscamos un plan alternativo. Teniendo en cuenta que todos los monumentos estaban ya cerrados. Nos decidimos por el Sadar Bazar, un mercado 100% local con casi ningún extranjero.

En el mercado podréis encontrar: tiendas de televisiones, tiendas de ropa local y de marcas internacionales, tiendas de electrodomésticos, de alimentación… Todo lo que una persona puede necesitar, pero en locales comerciales, no puestos callejero.

Además, en una de las calles si que podrás encontrar puestos de comida callejera con muy buena pinta, aunque nosotros no nos atrevimos a probarla al ser nuestro primer día en la India (para evitar liarla tan pronto).

  • Cómo llegar: tuk tuk (precio recomendado 100 rupias).
  • Horario: cada tienda tiene sus horarios, pero está abierto y con mucho ambiente a media tarde y noche.

Eran las 10:00 pm y el día se acababa para nosotros, ya que al día siguiente queríamos madrugar para ir al Taj Mahal y poder verlo.

Taj Mahal

taj mahal con guia y mucha niebla

Riiiiiiiiiiiinggg! Sonaba el despertador a las 5:15 de la mañana. La noche anterior escribí a Pooran (nuestro conductor el resto del viaje) pidiéndole, por favor, atrasar nuestra hora de salida desde Agra a Fatehpur Sikri. La idea era intentar ir a ver el Taj Mahal, sin niebla.

Tras una noche sin pegar ojo por los ruidos de los lugareños, megafonía de una Mezquita cercana, madrugamos, nos ducharnos con agua fría, hicimos la maleta y salimos a la calle.

La niebla era aun mayor que el día anterior, pese a ser una hora mucho más temprana. Por lo que empezamos a temernos lo peor.

Nos dirigimos a las taquillas de la Puerta Este del Taj Mahal a hacer cola para comprar la entrada, no había ni Alá dios. Las taquillas abren a las 6:40 am por lo que vas bien de tiempo si llegas sobre las 6:15 am. Te darán una botellita de agua y un cubre zapatos, para el mármol del Taj Mahal.

Entramos al Taj Mahal tras acordar con guía (en la entrada) un precio de 500 rupias. La visita con el guía no merece la pena, no al menos si hace un día de niebla.

¡A más de 3 metros no se veía NADA! Por lo que la foto típica del Taj Mahal, fue esto…

Taj Mahal con niebla

Aunque estuvimos cerca de 1 hora y media con el guía, no fue gran cosa. Una explicación basada en el tipo de piedra y arquitectura de edificio principal, en la distribución de los diferentes edificios y jardines y poco más. Eso sí, nosotros aprovechamos para preguntarle cosas a nivel general de la India, su gente y costumbres.

 

Plano del Taj Mahal

plano del Taj Mahal

Es importante conocer la distribución del Taj Mahal, sobre todo si no ves nada por la niebla. Por eso os dejo un plano para que os situéis un poco. Donde está mi cara es desde donde se toma la típica foto de los jardines con el Taj Mahal de frente.

Recorrimos todos los alrededores, pero solo entramos en la Mezquita. Y es que tuvimos, además de la niebla, la mala suerte de que ese día estaba cerrado por dentro el Taj Mahal. Nos quedamos sin ver las tumbas de mis primos Mumtaz Mahal y Shah Jahan.

detalles pared del Taj Mahal

Como decía, solo entramos en la Mezquita y de puro milagro. El guía (lo vimos con prisa de seguir captando guiris) nos comentó que estaba cerrada por obras y no podríamos entrar, ni siquiera nos acompañó a la fachada.

Nosotros, desconfiados, en cuanto se fue el guía decidimos ir a verla por fuera…

Mezquita del Taj Mahal

!Estaba vacía y se podía entrar!

Mezquita del Taj Mahal

La mezquita del Taj Mahal está situada en su lado más occidental, en frente del Jabaz, y buscando el equilibrio y simetría perfecta entre todas las edificaciones del recinto. Un edificio de mármol negro, con varias cúpulas internas perfectamente arqueadas. Tendrás que descalzarte si quieres entrar.

Aunque no es el edificio más bonito del mundo, si que tiene mucho encanto. Nosotros aprovechamos la niebla para jugar -fotográficamente hablando- con su decorado, fondos y contrastes.

Por cierto, cuidado que el suelo está lleno de caca de paloma.

Curiosidades del Taj Mahal

Taj Mahal con niebla

Como hay 1 millón de blog de viajes contando la historia del Taj Mahal, os voy a dejar en su lugar algunas curiosidades:

  • Los monos campan a sus anchas entre los andamios de los edificios en reparación (siempre los hay).
  • Más de 20.000 hombre y 1.000 elefantes fueron necesarios para su construcción.
  • El mito de que a los arquitectos, decoradores y obreros se les cortó la manos cuando se terminó, es falso.
  • En la entrada al Taj Mahal hay 4 colas: una para hombres extranjeros, otra para mujeres extranjeras, y las otras dos para mujeres y hombres indios, por separado.
  • Según el guía, la mejor época para visitar el Taj Mahal es Octubre/Noviembre.
  • Hay efectos ópticos en las paredes del Taj Mahal. Las letras del Corán están puestas de tal manera que son más grandes por arriba para que parezcan del mismo tamaño.
  • Los británicos construyeron los jardines del Taj Mahal, años más tarde.

Vídeo de 1 día en Agra

Es mi primer vídeo vlog, por lo que no me matéis (aunque se agradecen críticas constructivas) 🙂

Continuaba nuestro viaje, ya segundo día, por Fatehpur Sikri, la ciudad mongol abandonada…

Qué ver en Agra en 1 día: ¡Nos pilla niebla en el Taj Mahal!
5 (100%) 1 voto

Viajero cuando me dejan, friki y soñador inconformista. Soy una persona inquieta, curiosa y a la vez bastante tranquila. Viajar es una de mis grandes pasiones y siempre que tengo un hueco libre, aunque en mi día a día trabajo en marketing digital, como SEO.

8 Comments
  • febrero 8, 2018 at 5:00 pm

    Que mala suerte la verdad. No creo que haya muchos días niebla en Agra para no ver tres en un burro… A nosotros la sala de las audiencias del fuerte nos flipó. Esa zona es de las más duras de India, nosotros volvimos al sur este verano y no ves ni de lejos tanta pobreza.

    Un abrazo

    Responder
    • febrero 8, 2018 at 5:17 pm

      Me he quedado con la espinita clavada de no ver el Taj Mahal bien, pero habrá que volver. ¿Qué tal el sur?, ¿NO habéis subido nada al blog no? Vuestro artículo del Taj Mahal y Agra me sirvió bastante, he de confesarte que estaba en favoritos jaja

      Un abrazo Jose.

      Responder
  • febrero 8, 2018 at 6:26 pm

    Qué mala suerte lo de la niebla compis. Pero todo pasa por algo, y esto significa claramente que vais a tener que volver para haceros unas fotos en condiciones. De todas formas habéis disfrutado a tope el viaje!! Un post super completo!!

    Responder
    • febrero 8, 2018 at 11:34 pm

      Cuando estás allí estás con un mosqueo curioso, ahora lo veo una anécdota, pero tengo el gusanillo ahí clavado y hay que volver y ver bien el Taj Mahal. Ya se hasta cual es la mejor época, para que no me pase otra vez jaja!! Un saludo chic@s!!

      Responder
  • febrero 11, 2018 at 1:45 pm

    Oh, qué mala suerte lo de la niebla, a veces estas cosas pasan, si es que la meteorología es así… Las fotos de Agra me han gustado mucho, refleja lo que es el país, un destino al que por cierto todavía no me he atrevido porque le tengo cierto respeto… Ya llegará. Un abrazo
    Patri

    Responder
  • febrero 13, 2018 at 8:06 pm

    Madre mía, Miguel, no se por donde empezar! me impresiona todo.. desde ver esos animales por mitad de la calle como si nada, hasta ese estupendo festín que os distéis! vaya pintaza la comida! La verdad es que es una pena que la niebla no os dejara ver el Taj Mahal, pero bueno, pudisteis disfrutar otras cosas y al fin y al cabo es lo que importa. Nadie sabe como va a salir el tiempo en un viaje!! Las fotos me han gustado mucho. Un besazo.

    Responder
    • febrero 13, 2018 at 9:14 pm

      Hola Vero!!

      Me alegra que te gustarán las fotos, la verdad es que Agra tiene mucho que ver aparte del Taj Mahal, y nosotros aprovechamos el día bien… Y eso que el siguiente post también tiene parte de Agra y es espectacular el sitio!

      P.D: la comida muy rica si, pero picante a más no poder jaja aunque esa en concreto fue la que más disfrutamos en todo el viaje.

      Nos vemos!!! Un beso 🙂

      Responder

Deja un comentario