Volar con Alitalia a Roma: Opinión

Volar con Alitalia a Roma: Opinión
5 (100%) 1 voto

Viajar en avión suele ser lo más habitual en la mayor parte de turistas y gente que necesita hacerlo al extranjero.

Cierto es que ahorra tiempo para llegar al destino, pero hay que saber elegir la compañía, pues considero que es fundamental ponernos en manos de una compañía que ofrezca las máximas comodidades.

Por tanto, voy a referirme a los vuelos con Alitalia de ida y vuelta realizados entre Málaga y Roma (Italia) y viceversa, los cuales tuvieron una duración aproximadamente de 2:30 horas cada uno.

Avión

En este caso, trataré de comentar ciertos aspectos, además de reflejar mi opinión, sobre esta compañía.

Alitalia no se diferencia excesivamente de Ryanair, por ejemplo, en lo que respecta a los asientos, pues son ligeramente más cómodos, pero no permiten tener las piernas en una posición confortable, sobre todo, si es un trayecto de media o larga distancia. Con todo, un aspecto importante es que los asientos se pueden regular, pero dependemos de que no haya ningún pasajero sentado detrás de nosotros, para evitar las molestias al mismo.

Por último, al igual que otras compañías, los aviones de Alitalia tienen dos cuartos de baño en la parte trasera del avión.

anfiteatro romano

Check-in con Alitalia

Al igual que ocurre en muchas otras compañías, el “check-in” ha de realizarse veinticuatro horas antes del vuelo. El “check-in” es muy sencillo, pues da tranquilidad llevar impresos los billetes, pero si no se pueden imprimir, basta con llevar la aplicación en el móvil de dicha compañía y mostrar a su debido tiempo los códigos de los billetes, para poder embarcar.

Comida y bebida

En este viaje no ofrecieron comida. Desconozco si fue por tratarse de un viaje de corta distancia, porque bebida sí ofrecieron, pues podías tomar un zumo, un refresco, una botella de agua, etc.

roma skyline

Maletas

En el aeropuerto de Málaga tuve que hacer cola para facturar la maleta, pero fue ligera, porque había varios trabajadores haciendo su labor al mismo tiempo. Sin embargo, en el aeropuerto de Roma (Fiumicino) pude facturar la maleta en unas cintas preparadas para tal fin de manera autónoma, sin necesidad de hacer cola para que te atienda un trabajador. Aun así, hay bastantes trabajadores pendientes del desarrollo de la facturación, por si alguien necesita ayuda o tiene alguna duda.

Algo que me gustó mucho es que no hay límite previo de tiempo para facturar, es decir, mi vuelo salía de Roma hacia Málaga a las 14:30 horas y yo pude facturar a las 10 de la mañana, lo cual te da libertad y tranquilidad para moverte por el aeropuerto sin preocupación alguna, en el caso de tener que llegar pronto al aeropuerto, como fue mi caso.

Precio

En cuanto al precio, he de decir que no es esencialmente barato, aunque para ser agosto, creo que es un precio bastante razonable, además de ser a una ciudad que no es barata,como es Roma

Filólogo, viajero y curioso, con ganas de aprender y de conocer sobre cualquier lugar del mundo.

Deja un comentario