itinerario playas de portugal

Viaje por la costa de Portugal

Viaje por la costa de Portugal
5 (100%) 1 voto

Portugal, ese país que tenemos tan cerca y que tan poco conocemos. ¿Y si recorremos su costa de sur a norte? Podemos empezar por el pueblo de Faro. A 111 kilómetros de la provincia de Huelva, la ciudad de Faro se sitúa en la Laguna de Ría Formosa, una conocida reserva natural de unos 170 km2. Es el capital de la región del Algarve.

De su casco histórico podemos destacar la Catedral, el Arco de Villa, el Museo de la Catedral, las Murallas…

De las playas que podemos encontrar en Faro y sus alrededores destaca la Playa de Isla Barreta. Este paraíso se ha ganado el nombre de Isla Desierta o “Ilha Deserta”. Su nombre se debe se debe a que la zona está totalmente libre de urbanizaciones y hoteles a diferencia de otras playas de alrededor. Destaca porque su único acceso es por mar. Existe un servicio regulado de embarcaciones que te acercan a la zona. Es ideal para disfrutar de lo más parecido a una playa salvaje que podemos encontrar hoy en día.

Si continuamos un poco más hacia el norte por la costa de Portugal llegamos a Setúbal. Se localiza en el estuario del Sado.

El monumento más destacado de la ciudad es el Fuerte de San Felipe, también conocido como Castillo de San Felipe. Se trataba de un puerto atlántico que tenías como principal objetivo evitar los asaltos piratas.

La península de Troia es una de las playas que más destacan de la zona. Se trata de una península en la que podrás encontrar una inmensa playa situada en la desembocadura del río Sado. Su arena es especialmente blanca. A ella se puede acceder en un ferry y recorrer la península a pie, o igualmente en ferry, pero con tu coche. Esto te da la oportunidad de recorrer la zona con calma. Además, durante el recorrido en barco, se puede disfrutar de las colonias de delfines que habitan en la zona.

portugal-viaje-costa-min

Río Tajo en Lisboa

Una última posibilidad es acceder por vía terrestre, aunque hay que realizar un importante rodeo.

Un poco más al norte nos encontramos uno de los pueblos con más encanto de la zona. Se trata de Sintra (Guía de Sintra de 1 día), que se encuentra a menos de una hora de Lisboa. Hay muchos lugares interesantes que ver en la zona. Destaca el Palacio Nacional y el Palacio de la Pena, símbolo del turismo en Portugal y declarado Patrimonio de la Unesco en 1995. También destaca la Quinta da Regaleria, uno de los jardines más bonitos del mundo, donde puede encontrarse el Palacio de Regaleira, el Pozo Iniciático o la Torre Invertida.

No muy lejos del casco histórico se pueden encontrar algunas de las playas de Sintra. Entre ellas destacan la playa de Manzanas o Praia das Maçãs, llamada así por las manzanas que llegaban a su orilla arrastradas por el río Colares. Se trata de una playa de arenal profundo, con un oleaje muy fuerte, donde es frecuente la práctica de surf. Desde Sintra se puede acceder directamente en un pintoresco y viejo tranvía que ha recuperado su recorrido.

praia das macas

Un poco más al norte y algo más alejado de la costa se encuentra Óbidos, una visita obligada a todo aquel que pise Portugal. Se encuentra a una hora aproximadamente de Lisboa. Se trata de histórica ciudad amurallada. Su centro está compuesto por callejuelas empedradas.

Una de las mejores actividades que podemos realizar es recorrer la muralla de la ciudad y visitar su castillo. Óbidos era antiguamente propiedad de la reina de Portugal, de ahí su delicado cuidado e imagen. Tradicionalmente era conocida como “Vila Das Rainhas” o Villa de las Reinas.

Continuando nuestro recorrido hacia el norte del país, nos encontramos con Alcobaça. La ciudad es conocida por su Monasterio Cisterciense, concluido en el 1222. También muy conocida en la zona es la playa de Gralha, que se encuentra emplazada entre grandes acantilados rocosos. Al igual que en otras playas de la zona, el mar suele estar revuelto. Se trata de una playa prácticamente virgen ya que apenas cuenta con infraestructuras.

Visita obligada, aunque un poco alejada de la costa, es también Batalha, dominada por su impresionante monasterio. El Monasterio de Santa María da Vitória está clasificada Patrimonio Mundial por la Unesco.

Además, cuenta con numerosos lugares interesantes como las Grutas da Moeda, las de Mira de Aire o las de Santo António, maravillas naturales que te dejarán boquiabierto.

grutas da moeda

Conocida como la Venecia portuguesa llegamos a Aveiro, un pintoresco municipio del norte de Portugal, conocida por sus canales. En lugar de góndolas, sus barcos son conocidos como moliceiros. Cuenta además con numerosos monumentos como el Jardim do Rossio, el Convento de Jesus, la Catedral da Sé.

Asimismo, la ciudad cuenta con dos playas importante; la Playa da Barra, conocida por tener el segundo faro más alto de Europa y la Praia da Costa Nova, famosa por sus casas pintadas a rayas.

Hay que recorrer 150 kilómetros para llegar a nuestra última parada, Viana do Castelo, casi en la Frontera con España. Destacan monumentos como la Basílica de Santa Lucía, la Plaza de la República o la Catedral.

Praia do Cabedelo, concelho de Viana do Castelo, Portugal

Praia do Cabedelo, concelho de Viana do Castelo, Portugal

La ciudad se encuentra en la desembocadura del río Lima por lo que encontramos playas de gran calidad como Praia do Cadebelo, excelente para practicar kitesurf, la de Afife, con un paisaje único y con olas que alcanzan los dos metros, ideal para practicar surf (o surfaris con empresas como Atlantic Surf Route) o la de Arda, que se encuentra en un extenso arenal protegido por dunas.

Como hemos podido comprobar, Portugal cuenta con numerosos y mágicos rincones por descubrir, tanto en la costa como en el interior. ¿Qué tal si te animas y te dejas llevar por la magia que desprende el país vecino?

Viajero cuando me dejan, friki y soñador inconformista. Soy una persona inquieta, curiosa y a la vez bastante tranquila. Viajar es una de mis grandes pasiones y siempre que tengo un hueco libre, aunque en mi día a día trabajo en marketing digital, como SEO.

Deja un comentario